lunes, 30 de agosto de 2010

CEBADA

Espiga de cebada



La cebada es un cereal que igual que el maíz pertenece a la familia de las gramíneas.

Es uno de los cereales más antiguos que se conocen. Se cree que hace más de 4.000 años se cultivaba en Nepal y Abisinia.

Los primeros panes que consumieron la Humanidad, fueron de cebada.

La cebada es rica en proteínas teniendo menos contenido de gluten que el trigo; también contiene inositol, minerales como el potasio, magnesio y fósforo, así como oligoelementos como el cromo, hierro, cobre, molibdeno, entre otros; vitaminas del grupo B, vitamina K, y fibra

La podemos encontrar perlada o mondada, mucho más recomendable esta segunda pues solo a sufrido un proceso de quitar la primera capa del grano para poder ser más digestiva. Mientras que la perlada sufre un proceso de manipulación parecido al que sufre el arroz blanco. Con lo que se pierden casi todos los nutrientes.




Su tiempo de cocción es largo y se necesitan por cada medida de cebada, cuatro medidas de agua mineral.
Tras colocarla en el fuego, se lleva a ebullición y se baja a  fuego medio, tras 45-60 minutos, dependiendo del grano, ya tenemos la cebada cocida.

Es recomendable dejarla en remojo de 10-12 horas, para que la cocción sea más corta.

Es un cereal energético  y muy recomendable para personas que realizan grandes esfuerzos físicos como los deportistas.
Refrescante y remineralizante, así como depurativa. Óptimo consumirla durante los meses de primavera y verano.

Es un equilibrador del ritmo intestinal, regula los niveles de colesterol y de azúcar (por su alto contenido en fibra soluble).

Éstas son algunas de las múltiples propiedades terapéuticas que posee este cereal.

La cebada actualmente es poco consumida, pero lo que yo os animo a que cambies esta tendencia y la incluyáis dentro de vuestra dieta. Pues va bien con verduras, legumbres, proteína vegetal, etc, Es decir, combina bien con todo.

Animaros a probar! y si lo hacéis no dejéis de decirnos a todos que tal ha sido la experiencia.

Gracias por leerme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario