martes, 7 de septiembre de 2010

PRINCIPIOS PARA UNA ALIMENTACIÓN SANA Y SALUDABLE

Existen unos principios básicos para llevar una alimentación saludable que no son difíciles de seguir y que nos  aportaran muchos beneficios a nuestro organismo, tanto física, mental, como espiritualmente.
  • Consumir cereales completos/integrales. 
  • Consumo de frutas y verduras de temporada. Pues poseen todo su poder antioxidante. 
  • Consumir productos locales. Llegarán muchos más nutrientes intactos a nuestra mesa y también ayudaremos al medio ambiente con una contaminación menor.
  • Beber agua suficiente a lo largo del día (un mínimo de litro y medio). Ésta debe ser embotellada y en la medida de lo posible en una botella de cristal. Pues el plástico puede llegar a despedir toxinas en condiciones extremas de temperatura.
  • Consumir fruta y verdura diariamente, y si es de cultivo biológico mucho mejor.
  • Disminuir o eliminar el consumo de leche y derivados, pues producen mucosidad, inflamación, etc.
  • Utilizar aceite de oliva de primera presión en frío y que haya sido extraído a través de procedimientos mecánicos.
  • Disminuir o eliminar los alimentos precocinados, congelados, fritos, industrializados, refinados.
  • Consumir endulzantes naturales como el sirope de ágave, el concetrado de manzana, etc, y no azúcar blanco refinado.
  • Realizar cocciones saludables de los alimentos como vapor, wok, hervido, plancha, escaldado.


  • Mejor no consumir té ni café después de las comidas, pues interfieren en la absorción de vitaminas, minerales y oligoelementos.
  • Si se consume proteína animal, apostar por el pescado y las carnes blancas.
  • No consumir grasas trans, ni grasa parcialmente modificadas. 
  • Moderar el consumo de alcohol.

  • Intentar que toda nuestra alimentación sea la mayor parte de cultivo biológico.
  • Realizar una alimentación variada. 
  • Consumir dulces, pasteles ... de forma ocasional y cuando lo hagamos que sean caseros.
  • Utilizar ÚNICAMENTE aceite de oliva de primera presión en frío para cocinar
  • Si se utiliza sal, mejor que no sea refinada, ni tratada industrialmente.

  • Introducir y utilizar especias en nuestra alimentación de forma habitual. Poseen muchos beneficios para nuestro organismo. Por ejemplo la cúrcuma es antiinflamatoria, la canela ayuda a regular los niveles de glucemia, etc. 

Espero que todos estos consejos os sean útiles.

    Gracias por leerme.

    2 comentarios:

    1. hola Bego!
      Aqui en Italia es imposible renunciar a los quesos!!!
      Un beso,
      Fabiola

      ResponderEliminar
    2. Hola, Fabi!!!

      Que tal va todo por las Italias???

      Yo creo que lo más difícil de dejar lácteos y derivados, es dejar a los quesos.

      Personalmente fue lo último que deje, pero también te cuento un secretillo. Después de tomar esa decisión, la verdad es que mi cuerpo me lo agradeció.

      Actualmente veo el queso y no me apetece.

      Pero bueno ... cada uno tiene que elegir su camino.

      Un bexito enorme.

      Gracias por dejar tus comentarios.

      Agregame en tu skype y así podemos quedar un día y parlem un poquito.

      Bego.

      ResponderEliminar