domingo, 5 de septiembre de 2010

SALSA DE SOJA

A partir de la soja se pueden elaborar diversos productos.

Esta es la primera entrada de los derivados de la soja que espero que os guste y os sea de ayuda.

La salsa de soja también llamada tamari o soyu (si se le añade trigo a su preparación), es un derivado de la soja que cada vez es más conocido.

Se trata de un líquido marrón, con un gusto fuerte y que puede sustituir a la sal en infinidad de platos; sirve como aderezo para el seitán, el tofu; como salsa para los rollitos de primavera, para el sushi, etc. Y todas aquellas aplicaciones que vosotros os atreváis a probar y que estoy segura que serán un éxito.

Según un estudio de la Universidad de Singapur, se ha descubierto que la salsa de soja es 150 veces más antioxidante que la naranja y 10 veces más que el vino.

Por lo que aquí tenéis una razón de las muchas que existen para introducirla en la dieta, si todavía no lo habéis hecho.

Si ya la consumís o vais a empezar a consumirla es muy importante saber que en le mercado existen pseudo salsas de soja, que quiero decir con ésto?

Siempre que compréis tamari y/o soyu, leer atentamente la etiqueta donde están los ingredientes que la componen, pues existen muchas que llevan azúcares, conservantes, colorantes, glutamato monosódico ( un potenciador del sabor),etc. Productos que no son necesarios para obtener la salsa de soja y que por el contrario son perjudiciales para el organismo.

El tamari o soyu adecuado es el de cultivo biológico y que como ingredientes solo contenga, agua, sal, judías de soja y trigo si se trata de soyu. Con todos estos ingredientes y tras 18 o 24 meses de fermentación se consigue dicha salsa.


Posee muchas propiedades medicinales y un sabor muy bueno.

Algunas de sus propiedades medicinales son: ayudar a eliminar toxinas del organismo por el hecho de ser un producto fermentado y contener ácido acético; ayudar a realizar la digestión, dar energía, etc.

Las personas que tienen hipertensión o que tienen que vigilar el consumo de sal, no deberían consumirla. 

El soyu las personas con intolerancia al gluten y los celiacos tampoco deben consumirlo, pero no hay ningún problema si consumen tamari.

Yo llevo utilizándola tanto para cocinar, como en crudo para aliñar ensaladas, aderezar la proteína vegetal ... desde hace muchos años y os puedo decir que mejora el gusto de todos los platos. Eso si, tener la precaución de consumir la medida justa, pues un exceso puede ser muy fuerte y no acabará gustando el sabor.

Probarla si no lo habéis hecho aún y ya nos diréis.

Gracias por leerme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario