martes, 14 de diciembre de 2010

TOFU

El tofu es un derivado de la soja, que visualmente tiene aspecto de queso fresco, por lo que muchas veces se le denomina con el nombre de "queso de soja".


El principio inmediato del cual posee una mayor cantidad es de proteína, debido a que proviene de una leguminosa, la soja. Contiene también vitaminas como la A, la E y del grupo B, así como hierro, fósforo, sodio, potasio y un gran contenido en calcio.

Las grasas que contiene son insaturadas, sobretodo rico en ácido linolénico, muy beneficiosas par el organismo; y también lecitina, beneficiosa para el colesterol.

La soja y por extensión también el tofu, es muy conocido por su contenido en fitoestrógenos e isoflavonas.

Comparando el tofu con la leche o cualquier producto lácteo se puede comprobar que éste posee un 25% más de calcio y que dicho calcio es mejor absorbido y asimilado por el organismo.

El tofu es según la Medicina Tradicional China un alimento muy nutritivo y con propiedades depurativas.

El tofu hace unos años solo podíamos conseguirlo en establecimientos de comida china, en tiendas de dietética, de comida ecológica. Actualmente lo podemos conseguir en algunos supermercados.


Lo podemos encontrar natural, ahumado, con verduras, con especias, con tahin, etc. Forma parte de las croquetas, hamburguesas, albóndigas  vegetales que encontramos en el mercado.


Otra manera de poder degustar el tofu es preparándolo nosotros mismos en casa con leche de soja, nigari o sal de calcio, o cloruro de magnesio y con destreza y paciencia.

Yo personalmente no he probado de hacerlo en casa, si alguien lo intenta que nos explique que tal le ha ido, de acuerdo?

En el frigorífico puede durar durante un máximo de 10 días, la única precaución es conservarlo sumergido en agua mineral, y lavarlo y cambiarle el agua diariamente.

Tofu sumergido en agua mineral

Puede ser consumido por personas de todas las edades; ayuda a regular los niveles de colesterol, a nutrir las neuronas del cerebro, apto para dietas de adelgazamiento por su bajo contenido en calorías; personas con debilidad del sistema digestivo.

Se puede introducir a partir del 7 mes en las papillas de los bebés, si se quiere aporta proteína que no sea de origen animal.

Es una proteína vegetal que no tiene los inconvenientes del seitán, ya que no produce alergias, ni intolerancias.

Siempre debe consumirse cocinado, pues crudo es muy indigesto.

Su sabor es insípido por lo que es muy recomendable cocinarlo con condimentos como podría ser la salsa de soja, para hacerlo mucho más gustoso.

Tofu cocinado con salsa de soja o tamari

Gracias por leerme ...

No hay comentarios:

Publicar un comentario