jueves, 1 de octubre de 2015

ALCACHOFAS



Las alcahcofas son originarias del Mediterráneo y su cultivo fué iniciado por los romanos y los griegos.

Se cree que lse trata de una adaptación del cardo silvestre que realizaron los agricultores de las cuencas mediterráneas.

Las alcachofas son las inflorescencias carnosas y comestibles que da la planta de la alcachofera, es decir, es su flor.

No es especialmente rica en ningún grupo de nutrientes, pero contiene dos principios activos como son la cinarina y la cinropicrina, que ayudan al aumento de la secreción biliar y a la irrigación sanguínea del hígado.

Son depurativas y regenerativas del hígado; ayudan al metabolismo de las grasas, ya que con su consumo estás no son asimiladas; reduce los niveles de colesterol en sangre; reduce los niveles de azúcar en sangre; estimulan la vesícula biliar; efecto diurético; propiedades laxantes.

Una vez la hemos lavado y cortado, para que no se ponga negra (oxidación de la misma por el contacto con el oxígeno) la tenemos que rociar con limón.

Se consumo más óptimo es durante los meses de otoño y de primavera.

Su cultivo le da un toque colorido al huerto y es tanto un bien preciado ornamental como culinario.

Con las hojas de la planta de alcachofera se realizan infusiones para problemas hepáticos y vesiculares. Posee un gusto muy muy amargo que muchas veces dificulta que las personas sigan este tipo de tratamiento.

Se pueden ingerir de mil y una maneras, y en posteriores entradas vas a poderlo comprobar.

No se recomienda su consumo en mujeres lactantes, porque pasan a través de la leche materna, pero depende de si al bebé le gustan o le desagradan los sabores amargos, va a gustos.


Un apunte: el principio amargo que posee la alcachofa es utilizado en Italia para crear el aperitivo Cynar, es un vermut.



Espero que ahora sepas un poquito más de esta verdura.

Gracias por leerme ...

No hay comentarios:

Publicar un comentario